jueves, 18 de septiembre de 2008

QUE VOZ


Quizà ya habreis visto, y oido, este video que hace tiempo corre por la red.
Es Robin Schlotz, con esa maravillosa voz de soprano, cantando el aria de "la reina de la noche"
de
La flauta màgica de Mozart. No deja de conmoverme cada vez que la escucho.


Me ha recordado que durante casi un par de siglos a algunos niños que tenìan una voz destacada y limpia, los emasculaban para preservarla. En muchos casos eran sus propios padres los que elegìan ese destino para asegurar una vida mejor al chaval.
Tiempos de barbarie, que afortunadamente ya pasaron.

5 comentarios:

qué insólito dijo...

Querida Antoñita Maril. Lo primero que me ha encantado de todo ha sido que emplees esa palabra tan tremenda. Emascular. Suena a eyacularles en la cara...que tiempos de barbarie! ahora por desgracia, no te pueden hacer eso que es peligroso.

No conocía a la criatura...que tremendo...pero no sé...un niño así no lo veo... no lo veo... no sé... que yo prefiero que sea un gamberro de barrio para tener más posibilidades con el y que de mayor ya me guste... no?

Alison McClaclan dijo...

Me da mucha grima este niño cantando. Parece que de un momento a otro le va a estallar la garganta!

Hot Feet in crystal shoes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hot Feet in crystal shoes dijo...

La emasculación no significaba necesariamente que se mantuviera el registro de voz que se pretendía. De esta forma, si el resultado no era el adecuado, se deshechaba a estos niños a la puta calle y sin huevos conviertiéndose en algo más -peor- que marginados.

Terry Tragame dijo...

Antoñita Mary!!!!!!!!!!!!!!!!


te veo por aqui


besos!!!!