miércoles, 24 de septiembre de 2008

El Bolso Solar


Chicas, libraos de la dependencia del enchufe para el cargador del móvil, no detengáis esa interesante conversación por falta de batería. Con este bolso, recubierto de paneles solares (chic a la vez que geek) el estudiante de doctorado Jo Hynek, ha logrado la solución perfecta para la corta duración de las baterías planas: el bolso energético, una estación de carga ideal para móviles y dispositivos MP3.

La idea es simple: creas un bolso, lo cubres de paneles solares, le pones una batería y cables de carga usb para varios dispositivos, y consigues que tus dispositivos electrónicos se carguen mientras vas paseando. ¡Una aplicación perfecta de la tecnología solar!

El problema era, por su puesto, es que había que sacarlo a la calle para que funcionase. De modo que había que darle un aspecto bonito. No solo tenía que encajar con las tendencias tecnológicas sino con las tendencias en moda, y para ser el primer intento, creo que no ha quedado del todo mal

4 comentarios:

Alison McClaclan dijo...

Ayer quería el paraguas y hoy quiero el bolso. Hija! Lo quiero todo!

Qué turno lleva usted esta semana? Creo que Luz divina quiere hacer una cena el viernes!

qué insólito dijo...

El bolso solar me parece estupendo, aun más que el paraguas. Parece un poco Dior y todo, o más aun Paco Rabanne, con esas plaquitas tan de él!. Eso si, me corroe una duda:

Si se recalienta el bolso mucho porque estás en la cola de un after a pleno solazo, ¿se te podrían apelmazar y estropear los gramos?. O lo que es aun peor...que se te derritieran los lipstick!...

Ya me contará vd... el invento es ideal!

Hot Feet in crystal shoes dijo...

El bolso lo quiero yo que me parece ideal ¡sin cables!.

Miren ustedes, cena el viernes en casa de Luz Divina y Actual ¿qué quieren cenar? Mi proposición es rodaballo pero como yo no cocino...

qué insólito dijo...

Querida Antoñita Mari. Ha disparado vd la mecha de la empotración. Mi amiga teresa, en el fotolog /cerezaalucinaa, creadora del término hayá en nuestros tiempos serranos, le ha contestado en mi blog a lo que de verdad debe ser un señor empotrador.

Que debate!